Poco después de que empezaran a sonar las campanas de que “Green Hornet” estaba acabada y lista para su estreno, empezaron a bombardearnos antes de cada película en el cine con su vistoso tráiler. Vistoso visto una, dos y hasta tres veces, pero realmente agotador después de su visionado número cien. Creo que el tráiler de esta película ha sido el más repetido en cine, tanto que nos da una tremenda pereza el tener que repetirlo en este post (aunque lo vamos a hacer, claro).

Unas previas tan “insistentes” y una promoción tan irregular, con carteles variando según países de manera escandalosa, cambiando primeros planos para los diferentes actores y actrices según cada moza, sólo me hace sospechar algo: que la película va a ser flojita de verdad y que, desgraciadamente, los pocos golpes de efecto y acción van a ser los que ya se intuyen en el tráiler. Dicho sea de paso, tráiler de los que te revientan la película de principio a fin. Sin sorpresas, vamos.

Como siempre digo, ojalá me equivoque, pero creo que esta película puede ser el gran “Bluf” antes de que llegue el siempre glorioso febrero cinematográfico.

La historia nos cuenta las vicisitudes en busca de la justicia de un joven heredero de una gran fortuna, altamente irresponsable pero que, seguro, su vida dará un vuelco cuando descubra su auténtica motivación gracias a los gadgets y cacharritos, mezcla de James Bond y Batman, que su gran fortuna le permite disponer.

Basado en un personaje creado por George W. Trendle y Fran Striker, para un programa de radio, y que posteriormente tendría sus adaptaciones televisivas y en cómic. Los protagonistas son Seth Rogen , Jay Chou y Cameron Diaz. Esperemos que por lo menos nos diviertan y nos hagan pasar un buen rato. Como siempre decimos, ese es el objetivo final de Green Hornet, y no la búsqueda de la justicia.

Entradas relacionadas con este tema que te pueden interesar

  1. Estrenos de cine. ‘Kick-Ass: Listo para machacar’
  2. Estrenos de cine. ‘Todo lo que tú quieras’
  3. Estrenos de cine. ‘El gran Vázquez’
  4. Estrenos de cine. Shrek tampoco nos motiva nada.